DÍA DE LA AERONÁUTICA MILITAR ARGENTINA

Ingeniero Jorge Newbery padre de la aeronáutica civil y militar argentina.

1912 – 10 de Agosto – 2022

“110 años de una historia que creció haciendo crecer al país”

Por: Oscar Filippi

En el año de 1903 los hermanos Wilbur y Orville Wright asombraron al mundo al realizar el primer vuelo del hombre con una máquina más pesada que el aire, construida por ellos mismos.

El avión había nacido y solo seis años después, en 1909, el piloto y fabricante de aviones francés, Louis Bleriot, estremecía a sus vecinos británicos al concretar la hazaña del cruce aéreo del Canal de la Mancha.

Aquel vuelo deportivo había dado por tierra, de la noche a la mañana, con la seguridad del más grande imperio del mundo. Inglaterra basaba su seguridad en el aislamiento continental de su metrópoli y en la garantía que le otorgaba su poderosa escuadra naval para su protección y comunicación con sus colonias y dominios.

Sin peligros de ningún tipo por la vía marítima, la Gran Bretaña de inmediato percibió la nueva amenaza que ahora, por la vía aérea, pondría en riesgo su seguridad estratégica.

Inmediatamente comprendió que así, como había dominado el mar, desde ese momento debía asegurarse el dominio estratégico del espacio aéreo. Una nueva era en la historia del hombre había nacido, el Siglo XX sería el siglo de la conquista del espacio.

Por aquellos años, en nuestro país, esta nueva actividad era seguida con igual interés por civiles y militares, ya en el año de 1907, el diplomático Aarón de Anchorena introdujo el primer globo aerostático en el país. El ingeniero Jorge Newbery presidía a comienzos de 1912 el Aero Club Argentino y el Barón Antonio de Marchi conducía la prestigiosa Sociedad Sportiva Argentina.

Pero fue la iniciativa del Mayor Antonio P. Luisoni (artillero retirado del Ejército y diplomado en el Estado Mayor) quien lanzó una campaña popular para recaudar fondos para la adquisición de la primera flotilla aeromilitar argentina.

Con el apoyo del Barón de Marchi, Jorge Newbery y Aarón de Anchorena, lanzaron una suscripción para la venta de tarjetas patrióticas (de 29 centavos cada una) y la aceptación de aportes de empresas y donaciones particulares.

El Aero Club Argentino donó su campo de vuelo situado en El Palomar, Provincia de Buenos Aires y su parque aerostático y de aviones. Siete globos y tres aeroplanos, con todos sus accesorios y los gastos pagos de un instructor de vuelo y el de los mecánicos para sus reparaciones y mantenimiento.

A instancias del Barón de Marchi, el por entonces ministro de Guerra, General Gregorio Vélez, interesó al presidente de la República, D. Roque Sáenz Peña y éste firmó el día 10 de Agosto de 1912, el Decreto por el cual se creaba la Escuela de Aviación Militar.

Este hecho trascendente para nuestro país, ocurría tan solo nueve años después del vuelo del primer avión y con el orgullo de haber sido la primera escuela en su tipo, de toda Latinoamérica.

Avión «PULQUI II» segundo reactor fabricado en la República Argentina.

Valor de pioneros:

En ese mismo año de 1912, el cabo Teodoro Fels, cruzaba el Río de la Plata superando la propia hazaña del francés Louis Bleriot, logrando el más extenso vuelo conocido sobre el agua. En 1914, el ingeniero Jorge Newbery bate el récord mundial de altura, elevándose a más de 6.000 metros. El capitán Angel María Zuloaga y Don Eduardo Bradley superan en globo la Cordillera de los Andes en 1916. Dos años más tarde (1918) el teniente Luís Candelaria, realiza el mismo cruce, el primero en un avión. Los capitanes Antonio Parodi y Pedro Zanni realizan el doble cruce de la cordillera, sin escalas, en 1920. También en ese mismo año, el capitán Vicente Almandós Almonacid, quien fuera el primer piloto de la historia que voló de noche durante la Primera Guerra Mundial, sortea las cumbres Andinas en plena oscuridad.

Nuestros pioneros advirtieron rápidamente la importancia estratégica del vuelo que revolucionaría las concepciones vigentes sobre la guerra y ya en 1914, unidades aéreas argentinas, apoyaban maniobras militares terrestres, realizadas por el Ejército en la Provincia de Entre Ríos.

El Gloster Meteor Mk IV fue el primer interceptor-caza a reacción de la nueva Fuerza Aérea Argentina.

Aeronáutica y petróleo:

El crecimiento de la actividad aérea impulsado por el papel que le cupo al avión en la Primera Gran Guerra, llevó al Ejército Argentino en 1919, a la creación del Servicio Aeronáutico de Ejército en el que las unidades aéreas se centralizaron orgánicamente. En 1922, nace el Grupo 1 de Aviación, primera unidad de combate de las alas argentinas.

El coronel Enrique Mosconi, visionario del petróleo argentino, dirigía el Servicio Aeronáutico. Cuenta en sus escritos cómo, observando la evolución de aquellas primitivas aeronaves, supo que sin producción propia de petróleo, la defensa nacional quedaría supeditada a la voluntad de venta de los países productores. La obra que Mosconi desarrolló (YPF) siguiendo este pensamiento, es el aporte inicial de la aviación al bienestar y la seguridad de la Nación.

El país tuvo petróleo y nafta porque quiso estar seguro que sus aviones podrían volar.

Escuela de Aviación Militar cuna de Halcones argentinos.

No hay defensa nacional sin industria:

Para que también esas máquinas aéreas fueran de construcción argentina, se inauguró en 1927 la Fábrica Militar de Aviones, dirigida por el mayor ingeniero Francisco de Arteaga.

Con obreros contratados en distintas ciudades del país, a los que se les tomaba examen en tornos y fresas alquilados a la industria privada, obligada a producir hasta sus propias herramientas, la fábrica llegó a ser el germen de la mecánica nacional, la palanca de cambio que convirtió a la Provincia de Córdoba en un polo de desarrollo industrial. Capacitó mano de obra, introdujo y produjo tecnologías, sustituyó importaciones, alteró la estructura social y productiva argentina. En 1928 ya volaba el primer avión construido en el país y desde entonces a nuestros días 57 modelos distintos de aviones fueron diseñados y fabricados por manos argentinas.

Para 1960, 440 empresas que empleaban a 5.000 personas, trabajaban para la Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas (DINFIA) en más de 1.000 contratos y por un monto de 1.100 millones de pesos de aquella época.

Tuvimos el orgullo de haber fabricado el primer avión de reacción en América Latina y de haber sido el quinto país en el mundo que accedió a esa tecnología en 1947 con el “Pulqui I”. En 1950 el “Pulqui II” no tenía rivales en su categoría, un caza de superioridad aérea de gran maniobrabilidad y velocidad superior a los 1.000 kilómetros hora. No era superado siquiera, por el archifamoso vencedor de los cielos de Corea, el “N.A. F-86F Sabre”.

North American F-86F Sabre, la era del procedimiento profesional había llegado.

La historia reciente hace que no olvidemos al “heroico gaucho de Malvinas”, el “IA 58 Pucará”, cazahelicópteros y apoyo táctico. Asombró por su desempeño al propio adversario y al mundo entero.

El último gran logro, certificado en el extranjero como uno de los mejores aviones de entrenamiento avanzado, un desarrollo conjunto con la Empresa Dornier de Alemania, el “IA 63 Pampa” hoy convertido en el “IA-63 Pampa II/III” espera nuevos mercados internacionales, pero su producción ya no está en manos argentinas, ya no existe la Fábrica Militar de Aviones.

IA-63 «PAMPA III» la última creación de la Fábrica Militar de Aviones (FADEA).

Alto, rápido y lejos:

Es mucha la historia escrita por la Fuerza Aérea Argentina y poco el espacio para hacerlo, máxime cuando en tan breve espacio de tiempo, uno es casi contemporáneo a toda esa historia. La misma fue creciendo hasta que se convirtió el 4 de enero de 1945 en la Fuerza Aérea Argentina. Al término de la Segunda Guerra Mundial, la Fuerza Aérea inició un proceso de modernización que incorporó aviones como el Gloster Meteor Mk IV, siendo la primera fuerza aérea de América Latina equipada con aeronaves de propulsión a reacción. También se adquirieron algunos bombarderos Avro Lincoln y Avro Lancaster, creando así una fuerza poderosa dentro de la región. La Fuerza Aérea también inició el desarrollo de su propio avión, el I.Ae. 27 Pulqui I y el I.Ae. 33 Pulqui II, con la colaboración de técnicos franceses primero y alemanes después, haciendo de la Argentina el primer país latinoamericano y el quinto en el mundo en desarrollar tecnología propia de cazas a reacción.

Una historia que integró volando al país entero a través de los servicios que presta Líneas Aéreas del Estado (LADE) yendo por rutas no rentables, comunicando a la Patagonia, permitiendo su crecimiento y poblamiento, tenaz y bravío puente de comunicación y exploración de la inhóspita Antártida.

Líneas Aéreas del Estado (LADE) comunicando los puntos más remotos de la Patria.

Atrevida, joven investigadora del ultraespacio, en 1960 crea la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) y en Córdoba establece la primera fábrica de motores de propulsión sólida para vectores de investigación espacial, meteorológica y de la ultra atmósfera, llegando a ser a fines de esa década, la cuarta entidad de ese tipo en desarrollo espacial a nivel mundial, integrando sus investigaciones y conclusiones a todas las universidades del país en el campo técnico y en el derecho aeronáutico y espacial internacional.

Joven, aguerrida y profesional, con decisión sus hombres y material, desplegaron en 1982 para recuperar nuestras Islas Malvinas. Conmovieron al mundo entero con su arrojo y valentía… 55 de ellos no volverían.

Honor y Gloria al «ESCUADRÓN 55», aquellos aviadores que cumplieron y no volvieron de los cielos Malvineros.

Siguen en vuelo, Escuadrón perpetuo de Cóndores heroicos, la página más brillante, la más dolorosa… son el dorado brillo que tiñen las orgullosas Alas de nuestra Fuerza Aérea. Hoy, con la misma vocación y la misma fuerza, quiere seguir siendo protagonista de esta historia que recién comienza.

110 aniversario de la Aeronáutica Militar Argentina.

Publicado por prensaohf

Periodista y Corresponsal Naval.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: