El «milagro de Reims» hace 68 años: Brillante “Uno/Dos” en el estreno del Mercedes-Benz W 196 R en Francia

Por: Página oficial Mercedes-Benz en Stuttgart

Así finalizaron el Gran Premio de Francia en el veloz trazado de Reims-Gueux, Juan Manuel Fangio y Karl Kling con sus Mercedes Benz
W 196 R.

Juan Manuel Fangio y Karl Kling ganan la primera carrera con el nuevo Mercedes-Benz Silver Arrows (Flecha de Plata) el 4 de julio de 1954.

Un gran triunfo exactamente 40 años después de la victoria de Mercedes en el Gran Premio de Francia de 1914.

Reims marca el comienzo de una era brillante para las carreras de Mercedes-Benz en 1954 y 1955.

Stuttgart. – Con una doble victoria en el Gran Premio de Francia, Mercedes-Benz regresó a las carreras de Gran Premio el 4 de julio de 1954 después de la Segunda Guerra Mundial. Con el nuevo Mercedes-Benz W 196 R, Juan Manuel Fangio ganó la carrera de Reims por delante de su compañero de equipo Karl Kling. El departamento de carreras de Stuttgart volvió a escribir la historia del automovilismo con el triunfo en Champaña, exactamente 40 años después de la triple victoria de Mercedes en el Gran Premio de Francia en Lyon en 1914. El mismo día, Alemania también se convierte en campeón mundial de fútbol en Berna.

Afiche del Gran Premio de Francia en 1954.

Solo fracciones de segundo separan a Juan Manuel Fangio de su compañero Karl Kling cuando el argentino cruza la línea de meta como vencedor del Grand Prix de l’Automobile Club de France (ACF) en el circuito de Reims el 4 de julio de 1954: Fangio y Kling logran un resultado brillante “Doblete” victoria para el Mercedes-Benz W 196 R completamente nuevo. Robert Manzon (Ferrari) sigue en tercer lugar después de 61 vueltas, más de una vuelta atrás. La doble victoria demuestra la superioridad del Silver Arrow (Flecha de Plata), que fue diseñado según las especificaciones de la nueva fórmula de 2,5 litros y celebra su estreno en la pista rápida de Champagne. Es un tremendo éxito con el que la marca de Stuttgart regresa después de 15 años en carreras de Gran Premio, y es un momento mágico con alcance histórico. Exactamente 40 años antes, el 4 de julio de 1914, Mercedes logró la legendaria triple victoria en el Grand Prix de l’ACF de Lyon.

Gran Premio de Francia, Reims 1954. El equipo de pilotos Mercedes-Benz, empezando por la izquierda: Hans Herrmann, Juan Manuel Fangio y Karl Kling. Fangio y Kling logran una victoria 1-2 en la primera carrera de Fórmula Uno para Mercedes-Benz, Herrmann da la vuelta más rápida de la carrera.

Esta carrera fue posteriormente honrada como el «Milagro de Reims», en alusión al título de campeón mundial de la selección alemana de fútbol, ​​que hizo perfecto el «Milagro de Berna» el 4 de julio de 1954.

Sin embargo, la victoria en el Grand Prix de l’ACF no fue un éxito aislado, sino el comienzo de toda una era en el automovilismo: tanto en 1954 como en 1955, Mercedes-Benz dominaría las carreras de Gran Premio de Fórmula 1 con el W 196 R. Juan Manuel Fangio, quien ganó el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1 en ambos años, ganó el Gran Premio de Francia de 1954 en un Mercedes-Benz W 196 R, así como los Grandes Premios de Alemania (Nürburgring), Suiza (Bremgarten) e Italia (Monza). Incluso antes que, Mercedes-Benz compitiera en la Fórmula 1 con el W 196 R, el campeón mundial de 1951 ganó los Grandes Premios de Argentina (Buenos Aires) y Bélgica (Spa-Francorchamps) en un Maserati al comienzo de la temporada de 1954.

El Mercedes Benz W 196 R de Hans Hermann pese a los problemas de motor consiguió la vuelta más rápida.

Regreso exitoso a las carreras de Grand Prix:

Después del final de la guerra en 1945, la principal prioridad de lo que entonces era Daimler-Benz AG era reconstruir las plantas destruidas y reanudar la producción de vehículos comerciales y de turismos. En este contexto, el regreso a las carreras inicialmente tiene poca prioridad. Los antiguos pilotos de fábrica, mecánicos e ingenieros del departamento de carreras, por lo tanto, repararon automóviles de pasajeros convencionales en los primeros años de la posguerra, una tarea que requería mucha flexibilidad en el período de la posguerra, que los empleados de automovilismo también adquirieron a través de su trabajo en las fozas.

Una primera incursión en el automovilismo de la posguerra fue en septiembre de 1950 cuando Karl Kling condujo un Mercedes-Benz 170 S en el recorrido de seis horas ADAC para autos deportivos y turismos en Nürburgring. Luego, en 1951, Mercedes-Benz disputó dos carreras en Argentina con el auto de carreras Mercedes Benz W 154 Grand Prix de la década de 1930. Sin embargo, fue el deportivo de carreras 300 SL (W 194) presentado en 1952 el que realmente triunfó, con el que Mercedes-Benz ganó las 24 Horas de Le Mans y la Carrera Panamericana, entre otros eventos. El éxito del 300 SL inspiró la decisión que se tomó en 1953 de volver a competir en los Grandes Premios de la temporada de 1954 y construir un auto de carreras completamente nuevo para él.

Ganador indiscutido y Campeón Mundial de F1 en 1954, Juan Manuel Fangio a bordo del nuevo Mercedes-Benz W-196R.

La W 196 R cumple con la normativa de Fórmula 1 que entró en vigor en 1954. Está propulsada por un motor atmosférico con una cilindrada de 2,5 litros, que ofrece mucha potencia y un alto par incluso a bajas revoluciones. El motor de ocho cilindros en línea M 196 R consta de dos bloques de cuatro cilindros con una toma de fuerza central. Se instala en ángulo a la derecha para bajar el centro de gravedad del automóvil. Primero, recibió cuatro carburadores gemelos Weber. Pero el uso de una inyección directa mecánica de Bosch, que garantiza un mayor rendimiento y una mejor economía de combustible, ya es seguro: está listo para usar poco antes de la primera carrera en Reims.

Una característica especial del M 196 R es el control de válvulas: en lugar de depender de la fuerza del resorte y para garantizar un funcionamiento confiable a altas velocidades del motor, las aberturas de respiración del motor no solo se abren mediante un balancín, sino que también se cierran (forzadas) de nuevo («desmodrómico»). Este concepto general garantiza un desarrollo uniforme de la potencia en todo el rango de velocidades del motor y hace que el motor, que alcanzó los 188 kW (256 hp) en la temporada de 1954, sea muy robusto.

La nueva aerodinamia presentada por Mercedes-Benz en la W-196 R resultaba desconocida y asombraba al mundo de la «EfeUno».

Estreno con cuerpo aerodinámico:

La carrocería aerodinámica del W 196 R causó una gran sorpresa en Reims: los autos estaban completamente revestidos con una carrocería aerodinámicamente optimizada hecha de magnesio extremadamente ligera, que también cubre las ruedas. En circuitos de alta velocidad como Reims, esta variante es una gran ventaja. Por otro lado, la segunda variante de la MB W 196 R con carrocería clásica y ruedas independientes demuestra su valía en carreteras sinuosas.

La base del nuevo auto de carreras es una estructura espacial tubular ligera, como la del auto deportivo de carreras 300 SL de 1952. Las varillas de la estructura de soporte están sujetas principalmente a tensión y compresión, lo que permite la máxima estabilidad con poco peso: el marco terminado pesa solo 36 kilogramos. El chasis también es complejo y de última generación con doble horquilla y un eje basculante de una sola articulación con un punto de pivote bajo.

El brillante ganador del GP de Francia, el argentino Juan Manuel Fangio conversa con Alfred Neubauer Director Deportivo de la Marca.

La primera carrera de Fangio en la W 196 R:

El director de carrera, Alfred Neubauer, ha llamado a tres pilotos al equipo: Juan Manuel Fangio, Karl Kling y el prometedor talento Hans Herrmann. Llegaron a conocer muy bien el auto, especialmente durante las pruebas de conducción en el Hockenheim Ring. El 21 de junio de 1954, fueron registrados por telegrama para la carrera del Gran Premio en Reims, y el entrenamiento de Mercedes-Benz en la pista comenzó solo un día después. «Nuestros nuevos autos de fórmula Grand Prix […] son ​​realmente una nube», el director de carrera Neubauer recuerda el rendimiento y la confiabilidad del W 196 R en Reims. Y Juan Manuel Fangio se asegura antes de la carrera con una vuelta al medio corte, a un premio especial de 50 botellas del mejor cava a más de 200 km/h.

Sin embargo, la alta velocidad que alcanza el nuevo Silver Arrow (Flecha de Plata) en las amplias curvas de Francia también tiene sus inconvenientes: “Nuestros coches beben 35 litros de combustible en 100 kilómetros. Eso es más de lo esperado”, se queja el director de carrera Neubauer. Por lo tanto, se instalan tanques adicionales sin más preámbulos que, Rudolf Uhlenhaut trae personalmente de Stuttgart durante la noche con su 300 SL (W 198). Esto significa que los autos de carreras no tienen que detenerse para repostar durante el Gran Premio. Uhlenhaut, en ese momento jefe de pruebas de automóviles en Mercedes-Benz, desempeñó un papel clave en el desarrollo de la W 196 R junto con el diseñador jefe Fritz Nallinger. A finales de julio de 1954, el director de carrera Neubauer incluso colocó la brillante estrategia en la portada de la revista de noticias Der Spiegel con el titular «Quien reposta pierde».

Juan Manuel Fangio con la nueva «Flecha de Plata» frente a los espectadores franceses en aquel 4 de Julio de 1954.

De la pole position a la doble victoria:

El 4 de julio de 1954, Louis Wagner abrió la carrera del Gran Premio de Francia con una vuelta de honor. En 1914, Wagner fue uno de los tres pilotos de Mercedes Benz en lograr la triple victoria en Lyon: terminó segundo después de 752,6 kilómetros. El francés fue celebrado con entusiasmo por los espectadores mientras recorría la pista de Reims en un Mercedes-Benz 300 S Cabriolet.

En la clasificación, Fangio y Kling aseguraron los dos primeros lugares de salida, Hans Herrmann comenzará la carrera desde la tercera fila. Un total de 21 autos de carreras tomarán la salida en este 41º Gran Premio de l’ACF, además de que estarán representados vehículos Mercedes-Benz de las marcas Ferrari, Gordini, HWM y Maserati. La carrera consta de 61 vueltas, cada una de 8,3 kilómetros.

Después de la largada a las 14:45hs, Juan Manuel Fangio (auto número N° 18) y Karl Kling (auto número N° 20) tomaron la delantera en el campo, Hans Herrmann (auto número N° 22) se abrió camino a gran velocidad e incluso estableció un récord de vuelta (2m32s9/10), lo que corresponde a una media de (195,463 km/h). Desde la vuelta 11, los tres W 196 R están inicialmente a la cabeza, pero Hans Herrmann se retira en la vuelta 17 con daños en el motor.

Las dos Flechas de Plata restantes luchan en un apasionante duelo en la parte superior. El locutor alemán Reiner Günzler anunció accidentalmente la victoria de Karl Kling en la vuelta 60, pero aún quedaba una vuelta y Juan Manuel Fangio ganó después de 506,4 kilómetros por solo la mitad de un auto. En las otras carreras de 1954 y 1955, el Gran Premio de Francia fue seguido por cinco victorias dobles más y cuatro victorias individuales. Son diez victorias en total en solo 13 carreras de Gran Premio, completadas por el segundo, tercer y cuarto lugar.

El vehículo ganador de Mercedes-Benz en el Grand Prix de l’Automobile Club de France de 1954 en Reims es la Mercedes-Benz W 196 R. Auto de carreras aerodinámico de 2,5 litros modelo 1954.

En 1954, Mercedes-Benz volvió a las carreras de Gran Premio con un auto de carreras completamente nuevo. La W 196 R cumplía con todos los requisitos de la nueva fórmula Grand Prix de la CSI (Commission Sportive Internationale): 750 cc de cilindrada con o 2.500 cc sin sobrealimentador, cualquier composición de combustible. La W 196 R genera 188 kW (256 hp) a 8260 rpm con una cilindrada de 2496 cc (los ingenieros aumentan su potencia a 213 kW/290 hp para la próxima temporada). La versión aerodinámica se usó para la carrera inaugural en Reims en 1954 porque la pista permitía velocidades muy altas. Solo entonces sigue una segunda variante con ruedas independientes. La estructura espacial de la W 196 R es ligera y estable, el chasis tiene una suspensión de barra de torsión y un nuevo eje basculante de una sola articulación en la parte trasera, así como enormes frenos de tambor dúplex turbo refrigerados. Para la propulsión, los ingenieros eligieron un motor de ocho cilindros en línea con inyección directa y control de válvula desmodrómico (forzado), que permitía alcanzar velocidades superiores a las 8.000 RPM. Juan Manuel Fangio se convirtió en Campeón del Mundo de Fórmula 1 en la W 196 R en 1954 y 1955.

El piloto alemán Karl Kling debió resignar la victoria por solo medio auto ante Juan Manuel Fangio.

Datos técnicos del Mercedes-Benz W 196 R de carreras aerodinámico de 2,5 litros:

Uso: 1954-1955

Cilindros: 8 en línea

Cilindrada: 2.497 centímetros cúbicos

Potencia: 188 kW (256 hp) a 213 kW (290 hp)

Velocidad máxima: más de 300 km/h

Los protagonistas del departamento de carreras de Mercedes-Benz en el Grand Prix de l’ACF de 1954 en Reims:

Juan Manuel Fangio piloto Equipo Oficial Mercedes-Benz.

Juan Manuel Fangio:

Nació el 24 de junio de 1911 en Balcarce (Argentina)

Falleció el 17 de julio de 1995 en Buenos Aires (Argentina)

El cinco veces campeón mundial de Fórmula 1 de Argentina encontró su camino hacia las carreras internacionales relativamente tarde. Juan Manuel Fangio, llegó a Europa recién después de la Segunda Guerra Mundial, conduciendo su primer Gran Premio en 1948 en Reims (Francia). Ya en 1951, el argentino se proclamó campeón del mundo por primera vez con un Alfa Romeo. Cuando Mercedes-Benz regresó a las carreras de Grand Prix en 1954 con la W 196 R, Alfred Neubauer contrató a Fangio para el equipo oficial. El hijo de inmigrantes italianos continuó su serie de éxitos en la nueva Flecha de Plata: ganó la carrera inaugural en Reims del Gran Premio de Francia el 4 de julio de 1954. Tanto en esa temporada como en 1955, Juan Manuel Fangio se proclamó Campeón del Mundo de Fórmula 1 en un Mercedes Benz. Además, hubo éxitos respetables en carreras de autos deportivos en un Mercedes-Benz 300 SLR (W 196 S), como la victoria en la carrera de Eifel de 1955 en Nürburgring y el segundo lugar en la Mille Miglia de 1955, que el argentino completó sin un navegante. Después que, Mercedes-Benz se retirara de las carreras al final de la temporada de 1955, Fangio condujo durante tres años más para Ferrari (Campeonato Mundial de 1956) y Maserati (Campeonato Mundial de 1957). Fangio, quien tuvo una agencia de vehículos Mercedes-Benz en Buenos Aires desde mediados de la década de 1950, asumió la presidencia de Mercedes-Benz Argentina S.A. en 1974.

Hans Hermann piloto oficial del Equipo Mercedes-Benz.

Hans Hermann:

Nacido el 23 de febrero de 1928 en Stuttgart.

El director de carreras de Mercedes-Benz, Alfred Neubauer, incorporó a Hans Herrmann, de 25 años, al equipo de trabajo de Daimler-Benz AG para la temporada de 1954. En el Gran Premio de Suiza en Berna el 22 de agosto de 1954, Herrmann obtuvo el tercer lugar en un Mercedes-Benz W 196 R, y también terminó tercero en la carrera de AVUS en Berlín el 19 de septiembre de 1954 (triple victoria para Mercedes-Benz). En 1954 y 1955, Herrmann participó en un total de ocho carreras de Fórmula 1 y una carrera de autos deportivos para la marca de Stuttgart. Fue gravemente herido en un accidente de entrenamiento en el Gran Premio de Mónaco. Esto puso fin a la participación de Herrmann en el equipo Mercedes-Benz de Fórmula 1 porque la marca se retiró de la Fórmula 1 después del final de la temporada de 1955. En los años siguientes, Herrmann participó en competencias de autos deportivos y compitió en Fórmula 2 y Fórmula 1. En la década de 1960, ocasionalmente participó en competencias de autos de turismos en un Mercedes-Benz. Terminó su carrera en 1970 con una victoria en un Porsche en las 24 Horas de Le Mans.

Karl Kling piloto oficial Equipo Mercedes-Benz.

Carlos Kling:

Nacido el 16 de septiembre de 1910 en Giessen

Falleció el 18 de marzo de 2003 en Gaienhofen en el lago Constanza

Nacido en Giessen, Karl Kling se inició en los deportes de motor poco antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando competía ocasionalmente en eventos de autos de turismos para Mercedes-Benz. Después de 1948, se convirtió en campeón alemán de autos deportivos tres veces seguidas. Kling logró un gran éxito para Mercedes-Benz por primera vez con el auto de carreras 300 SL (W 194). Su victoria con el copiloto Hans Klenk en la Carrera Panamericana en 1952 es inolvidable. Cuando Mercedes-Benz regresó a las carreras de Grand Prix en 1954, Kling formó parte del exitoso equipo junto a Juan Manuel Fangio, Hermann Lang y Hans Herrmann. Kling, descrito por Alfred Neubauer como el «caballero al volante», logró numerosas posiciones excelentes para el equipo Mercedes-Benz. Por ejemplo, en la primera carrera de Fórmula 1 de Mercedes-Benz, el Gran Premio de Francia en Reims en 1954, quedó segundo detrás de Fangio. En 1956, Kling sucedió a Alfred Neubauer como jefe del departamento de deportes. De vez en cuando todavía participa en competiciones en este puesto, por ejemplo, en 1959 gana el Rally Méditerrannée-Le Cap de Argel a Ciudad del Cabo y en 1961 el Rally Argel-África Central de Argel a Lagos y viceversa. Tras su jubilación, seguirá apoyando al departamento deportivo de Mercedes-Benz como asesor.

Alfred Neubauer Director Deportivo del Equipo oficial Mercedes-Benz.

Alfredo Neubauer:

Nacido el 29 de marzo de 1891 en Neutitschein (República Checa).

Falleció el 21 de agosto de 1980 en Stuttgart.

Alfred Neubauer, nacido en Nový Jičín (Neutitschein/República Checa) en Moravia, dio forma a la participación de Mercedes-Benz en el automovilismo desde la década de 1920 hasta 1955 como director de carrera. Originalmente oficial de automóviles en el Ejército austriaco, Neubauer trabajó inicialmente como jefe del departamento de rodaje de Austro-Daimler en Wiener-Neustadt (Austria). En 1923 pasó al departamento de conducción de Daimler-Motoren-Gesellschaft en Untertürkheim y también participó en varias carreras como piloto de carreras, incluida la Targa Florio en Sicilia. En 1926 hizo su primera aparición con Mercedes-Benz como director de carrera. En esta función, hizo una contribución decisiva a las numerosas victorias de los autos sobrealimentados de la serie S, por ejemplo, desarrollando estrategias y técnicas para comunicarse con los pilotos de carreras. Neubauer también dirigió con éxito los triunfos de las Flechas de Plata en los años 1934 a 1939 y 1954 y 1955, así como las carreras de autos deportivos en 1952 y 1955.

Gran Premio de Francia de 1954.

Visite al Museo Juan Manuel Fangio
calidad internacional en el único museo del mundo dedicado a un corredor de autos.

CENTRO CULTURAL Y TECNOLÓGICO MUSEO DEL AUTOMOVILISMO «JUAN MANUEL FANGIO»

Dardo Rocha (18) esq. Mitre (17) – Tel/fax +54-2266-425540 – CP 7620
archivo@museofangio.com
Balcarce – Buenos Aires – Argentina

Publicado por prensaohf

Periodista y Corresponsal Naval.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: